(Ubicación actual: www.pedrotecnologo.zz.mu/Adiestramiento_Canarios.htm)
Presentación >> Artículos >> Canarios (artículo general) >> Adiestramiento (Etología)

beruby.com - Empieza el día ahorrando
(es estimado)30 min
Preparar informe para impresión
TIEMPO DE LECTURA
VERSIÓN PARA IMPRIMIR

Abajo

Imprimir esta página

CONSEJOS PARA EL ADIESTRAMIENTO DE CANARIOS

   Empezaré con un e-mail reciente muy interesante de Eduardo Barragán, como respuesta a un aficionado como yo, de la página de los Canarios.

Asunto: Opinión sobre el artículo de los Canarios
Fecha: Martes, 27 Mayo 2003 19:29 -0600

Hola... tu artículo está muy padre... la verdad es bueno que alguien se preocupe tanto por estos bonitos animalitos.

Mira... somos de Orizaba, Veracruz y tenemos dos canarios (macho y hembra) de aproximadamente menos 1 de año. Los tenemos en una jaulita de 38 cm de largo, 24 de ancho y 30 de alto y tienen un nidito, dos comederos, hierba (nabo) y un bebedero así como un columpio chiquito y una jibia (que no le hacen mucho caso).

Nuestras preguntas son:

- ¿Debemos cortarles las uñas y las alas?
- El problema es que tenemos ganas de dejarlos salir en un cuarto, pero, la pregunta sería como volverlos a meter a la jaula.
¿Qué tan recomendable es sacarlos?
- ¿Es recomendable agarrarlos así como acariciarlos?
- ¿Cómo saber si está próxima a poner huevitos la hembra?
- ¿Alguna recomendación para el nido?

Agradeceré tu pronta respuesta y si tienes algún otro consejo que darnos. Una vez más... excelente tu página.


Asunto: Respuesta
Fecha: Lunes, 2 Junio 2003 22:57 +0200

Hola de nuevo Pedro:

Respecto a la respuestas que le has dado a Juan Antonio vamos por partes. Como canaricultor y defensor de los animales no estoy de acuerdo tampoco en absoluto en cortar las alas a los canarios; lo considero un acto antinatural. Si se quieren soltar a los canarios por una habitación hay que hacerlo una vez que están domesticados, así ellos solos volverán a su jaula. Otra cosa son las uñas; sólo es recomendable cortárselas en casos muy aislados, cuando les crecen demasiado o tienen malformaciones que pueden llegar a ser muy dolorosas para los canarios. Y como muy bien le has dicho hay que tener muchísimo cuidado con los nervios.

En cuanto a acariciarlos y agarrarlos, tengo que decirte por experiencia con los canarios (tuve uno domesticado) y los agapornis, que no les gusta, ya que son pájaros muy "presumidos" y cuidadosos con su plumaje; así que es mejor evitarles el mal trago.

Por último, los huevos y el nido, aparte de lo que tú le has dicho, le recomiendo a que visite la página web, ahí está toda la información que puedo ofrecerle al respecto.

Yo creo que he respondido a todo ¿no? Bueno lo dicho, perdón por no haberte respondido antes.

Saludos.

Eduardo Barragán


   Empezamos ya de verdad y en serio, aunque ya sé que no es gran cosa el artículo, no hace falta que se me diga por ello, pero algo es algo y puede que sirva quizás para tu experiencia --> Como sabrás, el tema del adiestramiento de pájaros es muy complicado, requiere mucha paciencia. Quizás yo he tenido mucha suerte con el que tuve (el que sale en la foto al principio de mi artículo general) y esto lo digo porque tuvimos que entablillarle la pata cuando era más joven (por el año '96 o así) debido a un accidente que tuvo donde se la fracturó. Es posible, que no seguro, que este canario se diera cuenta que nos preocupábamos por su salud y bienestar, y que se recuperó de su fractura gracias a mí, al volverle el hueso a su sitio, por lo que deseara no escaparse y también que eso influyera en volverse si cabe más manso e inteligente, despertando su interés y atención sobre mí, pero nunca se sabe, porque a veces, lo mismo que las personas (pero muy raras veces jeje) salen más listos de lo normal, por encima de los demás claramente como es el caso de los superdotados, pues ¿por qué no se va ese caso a dar en mi canario? Pues podría ser, que saliera listo, pero no lo puedo saber, hasta ahí ya no llego jaja. También puede ser pura coincidencia que este canario tenga estas aptitudes, debido a su genética, que se pueda transmitir su inteligencia entre generaciones. Todavía no he conseguido criar con él, y no es que sea marica ;-), sino que la hembra con la que ha estado quizá no sería la apropiada, en fin, a ver si este año lo consigo. Ten en cuenta que cuando redacté este artículo tenía 5 canarios (cuanto menos se tengan mejor, menos trabajo tendrás) y que todos no son igual de mansos, los hay que más y que menos. Entonces, tenía 4 mansos (incluído el que me salió atento) y con el tiempo se me han llegado a subir al dedo todos, claro que los he criado yo la mayoría, pero no todos tienen las virtudes que tiene mi ejemplar preferido, sino que como mucho, aparte de subirse al dedo, me dejan cogerle el pico para darme besitos, porque no son tan asustadizos como los otros, que tardan poco en irse del dedo. Todo depende también de sus antepasados, con sus experiencias con sus enemigos como gatos y otras aves (cuidado con las rapaces, como los mochuelos, aguiluchos y gavilanes, que suelen capturarlos en determinadas épocas cuando están colgados los pobres en los balcones). Te puedo dar unos cuantos consejos sobre cómo puedes intentar disminuir la desconfianza que tienen los Canarios por naturaleza. Así, de memoria, y que yo haya experimentado, te puedo decir los siguientes:

  • A continuación te transcribo fragmentos del libro que pueden interesarte. Ya sabes que su condición de manso dependerá del entorno en el que se encuentre:
  •    La jaula debe colocarse o colgarse a la altura de los ojos. Ésta es la mejor manera de establecer contacto con el pájaro sin asustarle demasiado. Durante los primeros días frene su curiosidad y no se acerque demasiado a menudo a la jaula. Dele al animal comida y agua, pero, por lo demás, déjele en paz. Durante al menos una semana no será necesario renovar la arena (yo no tengo arena puesta). Si muestra demasiado afán de limpieza sólo conseguirá intranquilizar al pájaro.

       Los primeros días evite que sus hijos rodeen la jaula del canario. Su interés es comprensible, pero si les explica que el canario necesita tranquilidad para comer, pero que no se atreve a hacerlo si hay personas cerca, lo comprenderán (eso sólo conseguiría ahuyentarlo continuamente despavorido, espantarlo, provocarle miedo siempre insisto, yo habría hecho lo mismo, actuaría del mismo modo que él en su lugar jeje, ante desconocidos y como vulnerable que se debe sentir uno con ese tamaño). Si posee también un perro o un gato, manténgalos alejados del pájaro al principio. El perro y el canario no tardarán en mostrarse indiferentes uno frente al otro, pero con el gato deberá tener mucha precaución. Por ello, la jaula debe estar completamente inaccesible para el gato, y durante los primeros días no debe permitirse la entrada del felino en la habitación donde esté la jaula. Algunos canarios no hacen caso siquiera de un gato, pero otros sienten verdadero pánico. Depende de la experiencia que hayan tenido en su vida con las "suaves" garras de un gato.

       Cada vez que el lector se acerque a la jaula debería silbar suavemente, o bien decir el nombre del animal u otras palabras. Esto le gustará al pájaro, y lo más importante es que entonces no se asustará, y no tardará en aprender que se le lleva la comida, una golosina o el agua del baño. Cuando el canario haya llegado al punto de esperarle con curiosidad, habrá terminado la primera fase de su habituación, la cual suele durar de 4 a 8 semanas, o algunas veces más. Lógicamente el pájaro debe permanecer en su jaula durante este tiempo, ya que así puede familiarizarse tranquilamente con su entorno. El vuelo libre es deseable, sobre todo, para su bienestar físico (y que algo de sol le dé para que no tenga raquitismo). Incluso si la jaula es verdaderamente grande, el animal no puede poner en funcionamiento su organismo y sus alas del mismo modo como lo logra tras unas vueltas por la habitación. Por otra parte, al volar por ella el canario aprende a conocer todos sus detalles, con lo que se volverá más tranquilo. Si nunca sale de su jaula, considerará durante mucho tiempo todo lo que queda fuera de la misma como una zona o territorio extraño y, por ende, amenazador. Por el contrario, si conoce bien la estancia, la considerará su territorio y la aceptará con rapidez dentro del mismo. De esta manera también se volverá más manso.

       Como sucede entre todos los animales, y también entre los hombres, existen canarios traviesos y curiosos, pero también los hay tímidos y asustadizos. Ello se debe, en parte, a su carácter y en parte a las buenas o malas experiencias de su vida anterior. Si el lector ha conseguido un ejemplar valiente y temerario, al cabo de 1 o 2 meses el animal habrá olvidado toda precaución y será manso. Tal vez acuda al dedo, pero con toda seguridad volará a su cabeza o su hombro. Quizás coja además comida o golosinas de su mano. En el caso de que el pájaro sea miedoso puede tardar medio año en tomar tanta confianza. No obstante, también existen pájaros que nunca se vuelven tan mansos como para tomar comida de la mano del hombre o subir a su dedo.


    (Atención a este párrafo, cuidado con él, porque es peligroso, aparte que puede fallar, yo no lo he probado porque me da pena aplicarlo, no lo aconsejaría si no se es prudente, ya que después te puedes arrepentir)

    Los canarios temerosos generalmente se pueden "volver" mansos con el método siguiente: el lector tiene un pájaro semejante, le sacará varias veces a la semana durante 2 a 3 horas toda la comida de la jaula. Lo mejor es hacerlo después de limpiarla, o sea, cuando no haya ni un grano fresco sobre la arena del suelo. Tras haber ayunado varias horas, el pájaro estará muy hambriento. Entonces se abrirá la puerta de la jaula y sostendrá su comedero habitual, lleno, sobre un cucharón largo frente a ella. Seguramente el animal vencerá su timidez y comerá rápidamente un par de granitos. Si usted le habla tranquilamente y mantiene quieto el cucharón no tardará en haberse acostumbrado. Luego podrá coger el cucharón cada vez más cerca, hasta que prácticamente sostenga el comedero con la mano. Si el pájaro ha colaborado hasta ese momento, le podrá ofrecer la comida directamente en la mano. Primero se hará de rogar, pero finalmente se subirá a ella. Ejercite esto hasta que se suba a su mano cuando se la tienda durante el vuelo. En tal caso, deberá encontrar a menudo una golosina en ella. Este método no es el mejor, pero para algunos pájaros asustadizos, es el único que lleva al éxito. En cualquier caso, no debe dejar ayunar al ave más de 2 o 3 veces por semana durante las citadas 2 a 3 horas.

       Si el pájaro es confiado y curioso y viene por sí mismo a la mano, será mucho más bonito y gratificante para el lector. Si el lector acostumbra a mantener determinados horarios para darle una golosina, por ejemplo, al volver del trabajo, el canario le esperará ansiosamente. De este modo seguramente no tardará en subirse a la mano cuando se la coloque frente a la puerta abierta de la jaula. Por supuesto que para ello no deberá ser un animal del tipo "asustadizo".

       Aunque no lo creas, ellos nos ven a distancia, puede parecer una tontería pero no lo es (lo tengo más que comprobado, con mi madre de testigo luego no son alucinaciones por si no lo crees). Ellos ven si nos preocupamos por ellos (si les atendemos) o si les estamos ignorando. Puedes consultarme sobre posibles síntomas de una enfermedad puesto que en el libro que tengo (ahora tengo 7) te explica de diversas enfermedades, no estarán todas pero hay bastantes, porque lo cierto es que pueden llegar a tener muchísimas. Si por ejemplo necesitas información sobre la muda, puedo ofrecértela sin ningún problema, porque ya lo tengo preparado de otra vez para no perder tiempo, ya tengo redactada esa información en el ordenador. Pero sobre otros asuntos ya es más difícil que yo te pueda ayudar, como mucho te puedo asesorar en cuanto a qué sitios puedes acudir para informarte o listas de correo para consultar posibles dudas o problemas de enfermedad, como ya digo en el artículo general.

       Este libro no dice mucho más sobre el adiestramiento del plumífero (tan sólo dos páginas). Aparte de lo que dice, que verás a continuación, añado una última aportación, lo que yo llamo la "Prueba de los 5 Sentidos", que es bastante completa (¡MUCHO OJO! que esta prueba de los 5 sentidos que viene a continuación.:

    Y no olvidad nunca una cosa, lo dice un neófito e inexperto, pero por experiencia lo digo, luego supongo que estaréis de acuerdo como simple aficionado que soy: es más fácil que el canario se escape si uno pone empeño en que no se vaya, porque así lo espantas y se atemoriza, que si pones empeño en darle libertad, eso está claro.

    Por otro lado, estoy abierto a ideas para ampliar estos puntos. De momento es lo que se me ocurre, pero si deseas una información más elaborada y con más profundidad, también (no sé si lo sabrás) tengo una opinión en el portal de opiniones Ciao, o en Dooyoo sobre los canarios (son distintas), que sería bueno que leyeras, aunque no habla del adiestramiento. No gano nada con ello. Lo puedes leer (si te apetece) desde cualquiera de esos enlaces en sus diferentes versiones, con sus experiencias, anécdotas y comentarios en Ciao.

    Espero que te sirva esto de ayuda, porque no sé nada más, al no disponer de más información sobre este tema tan complejo del adiestramiento.

    Arriba

    Volver a artículo sobre los Canarios