(Ubicación actual: www.pedrotecnologo.zz.mu/espacio.htm)
Presentación >> Artículos >> Problema del Espacio


(es estimado)40 min

Abajo

COMENTARIO INFORMAL SOBRE EL PROBLEMA DEL ESPACIO EN
LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

Última actualización: 31/03/2017

Nota aclaratoria inicial: Este intento de análisis pretende que no olvidemos tener presente que el problema del "espacio" (término muy denso y amplio, pues puede aplicarse al ancho de banda incluso) en la Sociedad de la Información a largo plazo es un problema a considerar muy seriamente, la llamada "infoxicación" por algunos. Esto ya se sabe que se palía con una buena organización y eliminando material conforme necesitamos espacio, pero todo tiene sus límites. No siempre es tan fácil, rápida y contundente la decisión, o bien "se nos va la olla" y tiramos un objeto que supone ser un bien preciado, sin apenas reflexionar y reconsiderar el valor de una cosa. La multiplicidad de la información, su crecimiento a velocidad vertiginosa implica una mayor potencia, está relacionado directamente con una pérdida de calidad y rapidez en la recuperación de la información, por lo tanto va todo encadenado. Por otro lado, he decidido que no encriptaré bajo ningún concepto el código para evitar su almacenamiento, así como tampoco pondré áreas restringidas por medio de password, e-mail y otras historias, ni pondré applets de Java para impedir el 'copiar y pegar' (ni otra maquinaria que sea molesta al usuario), sino que lo dejaré como comentario simplemente, y no creo que lo vaya a transformar en un artículo más serio y decente -con más nivel- de momento (no tengo en principio intenciones de ello). Sabemos que se da el plagio -uno de los grandes problemas de Inet actualmente- descarado e inevitable, y más en la Universidad (lo cual es vergonzoso y bochornoso). Uno está expuesto a ello y se supone que puede pasar como es normal, nada más que por el mero hecho de publicar artículos y así luego otros se aprovechen del esfuerzo ajeno. Pero como tampoco se trata de complicar la vida a quienes no se lo merecen porque pretenden realmente darle un uso personal que enriquezca su pensamiento y le aporte nuevas ideas (igual que hacen otros conmigo), soy partidario de no proteger el texto, sino de la transparencia absoluta. De esta forma se consigue una accesibilidad universal a la página, sin obstáculos y respetando el tema de la usabilidad de Páginas Web, que es algo que hay que cuidar, y que yo considero tener en cuenta por encima de un buen diseño. La he actualizado parcialmente, porque hay que tener en cuenta que es un artículo del año 1999.

¿ADN como método para almacenar 1.000.000.000 TB? Así es el ambicioso proyecto de Microsoft


   Continuamente los medios de comunicación nos están bombardeando a noticias, en esta sociedad actual que los expertos vienen a denominar la «Sociedad de la Información» o «del Conocimiento». Todo tiene su testigo para ser noticia. Por eso, una persona es imposible que pueda estar totalmente al día de lo que sucede a su alrededor o en el resto del mundo, ya sea por silencio informativo ("confidencialidad") o también por exceso de ruido (lo más habitual), y eso por muy especializada que esté en su materia.

   Todo está relacionado con el espacio, tanto en el aspecto negativo de los derechos de autor, como mirándolo desde el lado positivo, por ejemplo, en la posibilidad de haber competencia a la hora de informarse o comprar en una tienda virtual. Por ello, el espacio también transciende al espacio cibernético, que por otra parte se puede ver desde un punto de vista negativo, como es el ser causante de cierta confusión o despiste ante la gran cantidad de información existente en la Red, que hace perder un considerable tiempo.

   Para evitar este último caso, con el fin de que a una persona se le pueda ayudar a documentarse mejor sobre un tema (eludiendo las frecuentes desorientaciones), hay que hacer expurgo (selección de lo descartable) de lo que con seguridad y sin riesgo se puede eliminar sin problemas al ser redundante o perder su valor o vigencia informativa, porque haya superado su periodo de obsolescencia (hay que conservar lo que merece la pena, pero claro, eso tiene unos límites a largo plazo), dado el descomunal e incalculable volumen de información que generan las instituciones a diario (tanto que se podría considerar "infinito", al estar en continua génesis, como la Red), un caudal que hay que meter en algún sitio. Lo ideal sería separar el concepto buscado por puntos de vista, de acuerdo al enfoque que se pretenda encontrar. La fiabilidad de la fuente es otro punto más a tener presente, que no siempre es fácil de averiguar. Falta tiempo para leer tantos y tantos artículos que nos enriquecen nuestro pensamiento y que nos hagan reflexionar para ello. Cada uno elige en qué prefiere aprovechar o perder el tiempo, y según el caso, puede que te aporte algo nuevo o que ya estés informado.

   Por otro lado, en cuanto a las Páginas Web, muchos portales de entretenimiento y de otros temas al final han cedido, han tenido sin más remedio (y yo lo veo comprensible y razonable, evidente y más que normal) que caer en la tentación debido a que se han visto desbordados de información y no daban abasto para poder afrontar tanto material como para tenerlo bien gestionado, salía poco rentable luego el proyecto no era viable económicamente hablando. Y no sólo me refiero ya a las Páginas Web -que conste-, sino que además se han visto desbordados y saturados en otros ámbitos; por algo será, y han tenido que hacer limpieza eliminando de los servidores de las Páginas Web por ejemplo, gran cantidad de información, o incluso destruyéndola en otros casos.

   Hay que ver cómo pasa el tiempo, desde junio del '96 que tengo la conexión, he podido hacerme, gracias a una grabadora prestada, unos 65 CDs de Internet (no de MP3, eso ya es otra historia) entre demos de juegos, noticias, artículos en PDF, tutoriales, programas, utilidades, parches, vídeos de coña y un montón de Html y gráficos para vaciarme el disco duro (he reciclado mucho disco pero aún no conozco a nadie que haya acumulado tanta historia de Noticias y páginas de Internet en discos, quizá es que he sido un enfermo de grabarlo todo; pero el único a nivel de España no lo soy, ya lo sé), incluso habrán tenido el "privilegio" de conocer la Red desde más atrás como el año '93, por ejemplo, aunque las cosas estuvieran aún peores, más verdes, en condiciones más precarias en cuanto a software y pocas posibilidades de encontrar información en la Red en español, además de que el manejo de esos programas era más complejo. Esto es una cadena, luego a su vez dentro de unos años puede que aludamos a lo mismo de esta época, vamos, estoy seguro de ello. Sé que "vacíar" Internet es una utopía, no es lo que yo pretendo (sería absurdo, no nos podemos imaginar la amplitud que tiene la Red, que crece a pasos agigantados).

   Recuerdo un soporte de almacenamiento que tengo abandonado en mi viejo PC, que son las Unidades ZIP de 100 MB, habiendo existido la comercialización de las de 250 (la Universidad utilizaba de esas en 1998 en las aulas de libre acceso de la carrera de Informática pero eran externas y muy lentas para descargar la información, no veas lo que le ralentizábamos al junior-administrador de la sala), y las unidades Jaz de 1 y 2 GB para empresas, que pertenecía a Iomega (ahora es EMC Corporation, desde que adquirió sus acciones el 9/06/2008). También las cintas para "backup". Para mí las unidades ZIP eran muy fiables en cuanto a la protección del material magnético, aunque menos veloces, eso sí). Se trata por tanto, de usar cajas más pequeñas (delgadas, pero sin lomo, a pesar de ser más difícilmente localizables), estuches-archivadores, limpieza de CDs, recreándolos si es necesario con contenido más reciente para que unos den paso a otros. Otra opción es usar CD-RW o DVD-RW, pero no es una cuestión de limitación por conteo, sino por degradación del sustrato sobre el que se graba, pueden tener un límite de unas 30 escrituras si se realizan formateos completos con un buen programa -que también cuenta como escritura- y según la calidad del soporte y estado de tu grabadora) con el fin de poder borrar lo que consideremos de poca utilidad y obsoleto (CDs de revistas). Esto es como mucho lo que podemos hacer (aparte de regalarlos o tirarlos directamente), no se puede hacer mucho más si tu objetivo es conservar el material y no se dispone de mucho espacio, que de momento va bien la cosa y no es mi problema.

   Por otro lado, hay que esperar a que haya un descenso del precio de las grabadoras de DVD y de los discos, porque claro, el problema va a ser la lentitud a la hora de grabar tanta capacidad, luego también se trata de que con el tiempo las velocidades de transferencia para su grabación se incrementen para no desesperarse ni tener inutilizado el ordenador durante mucho tiempo, ya que, aunque está la nueva tecnología de las grabadoras de última generación que permiten trabajar con el ordenador mientras se efectúa una grabación, sin provocar un buffer underrun ("error de buffer vacío" al bajar el nivel de su memoria intermedia debido a una interrupción de escritura por acceso prioritario de otro programa que le resta tiempos de proceso). Además, existe la posibilidad de efectuar "overburning" (grabación por encima de lo permitido y recomendado en el estándar) con los programas que lo soportan y las grabadoras de hoy en día no ponen pegas al respecto y lo hacen mejor, pero no es aconsejable abusar de esta funcionalidad porque se puede dañar la grabadora de repetir esa acción muchas veces diacrónicamente. Yo pocas veces he aprovechado ese truco por eso mismo, y para evitarme errores de lecturas con películas y lectores de otros fabricantes. Hay un dicho que dice Be simple, así de fácil te lo digo, y mejor no complicarse la vida y hacer las cosas bien. Ése es mi lema para estos casos para tener un criterio de mayor calidad.

   El DVD es el sueño de muchos (aunque las grabadoras o los reproductores de DVD se los pueda permitir más bien gente con pasta, va más destinado a ricos), al posibilitarte el almacenamiento de hasta 22 CDs en el mejor de los casos (para los de máxima capacidad según el estándar establecido, que es de 17,1 GB -15,9 GiB- si no me equivoco), y todo en un único soporte (no muy protegido, porque algo frágil si es, y tiene la misma facilidad de deterioro que el sustrato de los CDs, aunque esto sea relativo), con el increíble ahorro de espacio que supone, luego se economiza un montón. Se puede decir por tanto, que esto atenua el problema del espacio, pero siempre será una solución provisional, al no resolvernos definitivamente el problema, pero esto ya es relativo, luego con esto ya consiguen autogarantizarnos (aunque sea parcialmente) el espacio. Pero no hay que olvidar que éste es un campo en constante evolución, y soportes de almacenamiento se han inventado muchos, aunque el disquete sigue perdurando, ya depende de cómo venga cada ordenador equipado de serie. Lo que sí está claro es que hoy por hoy, al menos de momento, el disco del futuro es el DVD (Digital Versatile Disc), aunque todavía no esté muy difundido por los hogares, tiende a popularizarse. Pero de mientras no bajen el precio de las grabadoras de DVD (ya han bajado pero lo tienen que hacer aún más) que tendrá que pasar con el tiempo, tal y como sucedió con las de CD. Ya se puede decir que el DVD se ha incorporado definitivamente en los hogares como medio de almacenamiento masivo con el fin de economizar espacio, que al fin y al cabo, es lo que realmente interesa. Aunque esto se llevará su tiempo creo yo, ya que a las empresas no les interesa que exista pirateo de software, de modo que puede que se quede más para personas privilegiadas y no esté disponible un grabador para un usuario de a pie; aparte hay que considerar el precio de los DVD grabables y los reproductores DVD domésticos que pretenden suplantar al tradicional VHS. No entiendo mucho de este tema, porque no me he documentado lo suficiente, y tampoco era mi intención hablar en este comentario sobre ello.

   Si nos damos cuenta, hasta los propios gestores de correo incluyen una rutina de compresión a fin de compactar las carpetas de los mensajes y ficheros adjuntos que estén conservados. Pero eso no es todo, todo tiende a reducirse al mínimo espacio (por algo será, luego no es una obsesión mía solamente, que lo es indudablemente, aunque lo sea a largo plazo): el ejemplo lo tenemos en cualquier codec de compresión de sonido o vídeo, como el Intel Indeo hasta el DivX. Y cómo no, el conocidísimo algoritmo MPEG-Layer 3, hablamos sin duda del MP3. Eso no es todo, se me ocurren más cosas dentro del ámbito tecnológico, como que existen utilidades que te comprimen la RAM, que se hacen llamar "optimizadores de memoria RAM". Luego tenemos los conocidos gestores de caché, como el Netsonic (que ya no utilizo debido a la escasa diferencia para quien tenemos banda ancha y a la mejora de la gestión de caché de los navegadores y para evitar intereferencias), que se hacen llamar algunos "aceleradores de conexión", cuando realmente lo que hacen es gestionar de la forma más eficiente posible -o eso intentan- la memoria caché almacenada por el navegador en el disco duro, a modo de complemento a la memoria caché física, como una especie de "memoria virtual". Tenemos además los desfragmentadores de disco duro, que de un modo u otro aprovechan el espacio aglutinando los clusters de forma ordenada, pero es que quedan todavía más utilidades en el tintero. Sería una tontería hablar del comando FORMAT del DOS, porque ya es más que evidente. Los programas de diagnóstico de disco actúan en cuanto al análisis rápido de modo que se aproveche el espacio; esto es debido a las cadenas perdidas o vínculos cruzados existentes debido a un bloqueo, fallo de hardware, virus o corte de suministro eléctrico. En este caso el programa de diagnóstico realiza un escaneo de los componentes críticos de la unidad física seleccionada (disco duros fijos o extraíbles, u otras unidades de disco, pero no unidades ópticas, para eso existen otras utilidades aparte). He llegado a conocer un programa compresor de DLL en tiempo real, que no recuerdo su nombre en estos momentos.

   Hay muchas utilidades hechas al caso que te limpian el registro (a veces incluso de más ;-)) y lo compactan o desfragmentan y la carpeta temporal de Windows, que realizan de forma más o menos minuciosa (y peligrosas, por qué no decirlo, dependiendo del programa que se trate) su tarea.

   Aunque el uso de estos programas no te garantiza nada, se hace todo bajo tu propia responsabilidad, la inmensa mayoría dispone de una opción de Deshacer para restaurar los últimos cambios. La tendencia en los programas de instalación de los programas a es a ser de un tamaño cada vez más reducido, y con las nuevas versiones de programas como en la transición del Word 95 al Word 97 (ahora está la 2013, aunque estoy con la 2010 y me sobra, pues la 2013 estará más integrada para trabajar en la "nube", te lo pongo en español aunque sea más pobre así el contenido), se produce una compresión en los documentos por una mejora en la gestión de su almacenamiento codificado. Se podría estar nombrando infinidad de programas de este tipo que tienen este cometido y que tratan de cumplir de una forma más o menos precisa y detallada. En la sección 'Downloads' tienes algunos programas de este tipo que te recomiendo. Existe un formato desde hace años, que a su vez es un sistema de compresión revolucionario, llamado DjVu (son mucho más lentos pero comprimen mucho más que el WinAce y el WinRAR, tienen mejores tasas o ratio de compresión para imágenes (del documento en su totalidad de cara a emplearse para eBooks), pese a consumir muchos más recursos del sistema, luego el rendimiento es inferior por trabajarse mucho la compresión) para formatos de imágenes, que también se puede aplicar, por tanto, a textos digitalizados. Más info: 1 - 2. Luego están los famosos duplicadores de disco duro, mal llamados así, que en realidad lo que hacen es una compresión del espacio total (como el antiguo DoubleSpace, llamado DriveSpace en Windows 95, SuperStor y otros, algo ya anticuado, ya que los actuales sistemas de archivos NTFS utilizan su propia tecnología), que muchas veces a costa de conseguir el capricho a fin de sentirnos satisfechos, hay que aceptar los inconvenientes que pueden causar, como la ralentización inevitable (antes percibida si no se dispone de un equipo medianamente potente) del sistema en la carga de aplicaciones y transferencia de ficheros fundamentalmente, no llevarse bien con algún programa por incompatibilidad en su gestión de ficheros, o conflictos con otros programas. Windows tiene además una herramienta de asistente de liberación de espacio en disco desde el menú Propiedades de Mi PC, además de contar con una herramienta más potente Tune Utilities y otras compañías de software (productos tales como Advanced System Care Pro, etc.), algo rudimentaria todo hay que decirlo, pero como primera aproximación sirve. Ya se sabe, en esto de la tecnología, no hay nada perfecto, nadie se libra de incidencias. Bueno, cabe destacar que existen otros sistemas de compresión sofisticados en otros sistemas operativos incluso, pero ahora no sería plan de mencionar y explicarlos porque quedan otros aspectos por cubrir de este artículo y no pretendo enrollarme ya tanto. Luego este tema del espacio da bastante que hablar.

   El expurgo es importante porque ayuda a localizar fácilmente la información, al ahorrar tiempo de proceso a un ordenador, y por otro lado, al haber menos material y desperdiciarse menos tiempo en organizar el fondo documental, precisamente por estar filtrados los contenidos para que se agilice el tiempo de búsqueda y con el consiguiente aumento del rendimiento de trabajo, aunque es importante tener en cuenta que es una operación delicada, que requiere tener un muy buen criterio de lo que se va a eliminar o descartar. Siempre se está a tiempo de cambiar de idea, no hay que destruir ningún documento sin tenerlo muy claro (aparte de ser un delito tipificado en el artº. 413 del Código Penal en el ámbito político), es mejor pensárselo bien antes. Claro, pero es que el tema del expurgo es un asunto peliagudo, es más fácil de decir que de hacer. Y es que en el caso de los archivos por ejemplo, la mayor parte de los documentos están en papel (no todo en soporte digital); por todo ello, la falta de espacio ya es un problema patente en diversas instituciones (museos, archivos, bibliotecas y centros de documentación, por citar algunos) y para mí creo es uno de los grandes problemas del siglo, no es muy fácil de resolver que digamos. Por poner un caso, en los archivos no se pueden eliminar los documentos de carácter histórico que son originales, únicos e irrepetibles, al constituir un valor testimonial, fehaciente y jurídico o administrativo, que son la base de la Democracia y el Estado de Derecho. A consecuencia de esto, el espacio se convierte ya en un problema a tener muy en cuenta.

   Efectivamente, uno de los grandes problemas de la conservación documental es el espacio de los depósitos de almacenamiento de los documentos. Pero este espacio se reduce al mínimo si hay buena organización. Hay que pensar siempre, y hacérselo ver a nuestros clientes por ejemplo, como archiveros (al ser más voluminosos), que un archivo correctamente organizado ocupa menos espacio que un montón informe y desorganizado de papeles. ¿Cuántos documentos se tienen ahora repetidos, por fotocopia o impresiones duplicadas o triplicadas de la impresora del ordenador? En la organización del archivo es una tarea fundamental el expurgo o eliminación responsable de estos duplicados, e incluso de otros documentos originales y únicos que se demuestra que carecen en absoluto de valores jurídicos, administrativos e informativos. De todas formas, las instituciones y las personas destruyen sus documentos por incultura, incluida la incultura documental. Posiblemente lo hagan (sin pensar en el patrimonio cultural que ello supone) por miedo que a largo plazo les falte espacio, que es un problema a considerar muy seriamente con el tiempo. Yo siempre he estado obsesionado con el tema del espacio, que es discutible y delicado, y me parece un tema bastante interesante. Y es que la creación humana es imparable, como lo es también el crecimiento de Internet, por lo que se acumulan los conocimientos de forma inevitable. Claro que existen sistemas de compresión de papeles por hardware (que algo hacen, aunque sean caros y destinados a grandes empresas, estando más al alcance de algunos privilegiados, por tanto); en este caso está como ejemplo Hewlett-Packard y Xerox. Y por último están los sistemas de compresión por software (ACE, RAR, ZIP, ARJ, LHZ...), por citar solamente los más populares, pero que su tecnología avanza lentamente porque la verdad es que me parece que mucho más no pueden evolucionar, los algoritmos de comprensión tienen su límite, sinceramente no creo que innoven mucho más, puede que me equivoque pero no lo creo. El caso es que nos facilitan mucho las cosas al sacarnos de algún apuro, pero lo que no se puede hacer es pedirle peras al olmo, ya que los ficheros que están ya de por sí comprimidos de forma inherente o intrínseca, por su propia naturaleza (ej., los MP3, MPEG -en cualquiera de sus partes y versiones-, DIVX, JPG...) difícilmente es posible condensarlos mucho más, ya que su tasa de compresión es baja en su estado actual, y por sus propias características. Es obvio: la empaquetación no hace milagros, y si lo hace, hay que saber hasta qué punto de tiempo le va a llevar de procesamiento a la CPU y si merece o no la pena tanto consumo de recursos del sistema.

   Dos factores críticos a tener en cuenta:

   Relacionado con este tema (como consecuencia de este uso indiscriminado del espacio de almacenamiento, hablando del caso de la Red), es interesante resaltar que, según un estudio, en 1999 se estimaba que el número de documentos Web en Inet supera los 550.000 millones (más de medio billón, bueno, ahora esto es de risa y no es nada en comparación a lo que debe ser ahora, que no me atrevo a mencionar, y eso que ya era antes cantidad), y encima esto se quedará obsoleto en nada, debido al constante e imparable crecimiento del contenido del Web. También es cierto que en la Red hay mucha información redundante y accesoria, y cada vez hay más residuos. Los buscadores, como consecuencia del desbordante crecimiento del número de páginas, están reduciendo su campo de acción desde diciembre de 1997. Por tanto, ningún buscador recoge más de la tercera parte del mundo Web. Los agentes inteligentes, utilizando cientos de buscadores, pueden ayudarle a conseguir una cobertura de hasta un 90% del total de la Red, a la vez que le permiten obtener resultados con un alto índice de precisión. Aquí es donde se encuentra el punto débil de la Web, en organizar esta desmesurable cantidad de información, que hoy por hoy resulta imposible tenerla clasificada (e indizada o indexada) en su totalidad, debido a su gran amplitud. Todo este desorden (que si miramos hacia atrás todavía era peor) es lo que ha hecho ver la Red mundial como un auténtico caos informativo. El problema está en que hay que conocer las fuentes, saber dónde acudir a buscar lo que uno intenta encontrar, y saber la manera de hacerlo, que no es menos importante, mediante el uso de operadores booleanos y técnicas de búsqueda avanzadas mediante el uso de agentes expertos en recuperación de información o mediante programas específicos como el Copernic, hechos al caso. Para concluir, cabe mencionar también los metabuscadores, como MetaCrawler, que ahora mismo es el único que se me ocurre y que es un clásico, no siendo mala idea usarlo cuando se trata de buscar en varios buscadores a la vez. Aunque muchos internautas están de acuerdo en que el Google es el buscador que mayor número de páginas tiene indexadas a nivel mundial (está traducido a varios idiomas) y aprovecho para decir que recientemente busca en el contenido de los ficheros de Adobe Acrobat (formato Portable Document Format o PDF) y Flash (SWF o FLV), de los cuales recoge millones de documentos de todo el mundo, que suelen ser informes, normas, patentes, ponencias y textos universitarios en su mayor parte.

   Bueno, espero que te haya agradado este análisis que he intentado que sea de la mayor utilidad posible para que reflexionemos y seamos conscientes de ello, no olvidarlo, pero siempre actuando con cautela, tenermos que tener conocimiento de causa cuando actuemos; estas cosas hay que decidirlas detenidamente, que se lleve su tiempo la selección de material para el expurgo, sólo así, el proceso responsable se hará con cabeza y absoluta seriedad.

Algunos conceptos amenos y con su razón y fundamento para acabar:

Ley de la Relatividad Documentada:
Nada es tan fácil como parece, ni tan difícil como explica el manual.

Ley de la Administración del Tiempo:
Todo lleva más tiempo que todo el tiempo que usted tiene disponible.

Ley de la Búsqueda Indirecta:
El modo más rápido de encontrar una cosa, es buscar otra.
Usted siempre encontrará lo que no está buscando...

Tengo algunas más (7 para ser exactos sin contar las que tengo puestas en otro artículo), así que quien quiera..., ya sabe, lo que pasa que aquí ya no pegaban.


Críticas, correcciones o aportaciones aquí

Arriba

Volver a Artículos