(Ubicación actual: www.pedrotecnologo.zz.mu/nuevonombrefacultad.htm)
Presentación >> Artículos >> Nuevo nombre para la facultad


- Mi consideración sobre el cambio de nombre de la Facultad -

(es estimado)30 min

Abajo

Ventajas: Mejor imagen (marketing para el exterior)
Desventajas: Mayor importancia al Periodismo que a la Documentación (nos hacía buena falta después de todo)
   Se efectuó una votación y salió mayoría que la facultad debería llamarse 'Facultad de Comunicación y Documentación', aprovechando que se han implantado a partir del curso 2002/03 los estudios de CC. de la Información (o de la Comunicación), o sea, Periodismo, Comunicación Audiovisual y Relaciones Públicas y Publicidad. El caso es que, en mi opinión, primero hay que estar bien documentado para poder comunicar, por lo que desde mi punto de vista resulta incomprensible que preceda el término «Comunicación» al de Documentación. Es decir, pienso como mi profesor de Archivística, el cual perteneció a la minoría de votos según nos dijo. Para mí es así y no al revés, aunque también se puede pensar que es preciso comunicar para documentar (pero parece que queda peor, como más enrevesado y rebuscado), pero no necesariamente, porque la diferencia está en que la comunicación es volátil, luego no persevera con el tiempo, sino que es perecedera, mientras que la documentación está siempre ahí, no desaparece; puede actualizarse luego si es dinámica no es estática, pero sigue siendo permanente de mientras no se elimine. Por eso, esta expresión (Comunicación y Documentación) parece que se ve de forma más difusa, no tiene mucho sentido, ¿no creéis? Al menos yo lo considero así; además, no todo lo que se comunica se entiende como es debido, o bien las cosas se olvidan (o no), pero pueden. El caso es que siempre queda algún detalle por saber o bien nos engañamos a nosotros mismos si nos creemos todo lo que se publica o dicen por la televisión. Vamos, que el nuevo nombre no me atrae demasiado que digamos. Pero bueno, tampoco es necesario calentarse el coco en esta tontería, a mí no me preocupa en exceso, sino que más que nada estoy exponiendo y manifestando mi opinión, aprovechando este medio y porque dije en su día de por qué no meter algo más de relleno y como novedad de artículos en la página. En fin, que aun así, pienso que puede ser relativamente válido.

   Está bien, le cambian el nombre al centro docente, pero si no se lo cambian a la titulación, que es lo que realmente nos importa y lo que ha venido desprestigiándonos de tiempos atrás (poco afortunado es el nombre), ¿de qué nos sirve? Más bien de poco, por no decir de nada, ya respondo yo por ti. No es que no acepte el nombre de la titulación, sino que a efectos de promoción y marketing de la profesión, y para darlo a conocer a la familia y a amiguetes también, siempre provoca caras raras el primer término (debido a la ignorancia de lo que se estudia o para qué sirve), o en el peor de los casos -a fin de no quedar mal- si te sientes reacio a contestar el verdadero nombre de esta carrera por no querer mencionar la primera palabra para no sentirse infravalorado posteriormente o por ser muy largo o tal vez para algunos difícil de pronunciar, entonces es que ya te dicen que ni conocen (ya seguro, sin lugar a dudas vamos) la carrera que es y la cara te la ponen todavía más rara (esto es, cuando se da el caso que te da por decir que estudias Documentación, se entiende). Para mí, si no esto, cuando lo dices completo ya es grave, es un desconocimiento generalizado, muchos no saben que existía (o bien se hacían los tontos o los remolones para cachondearse), tal y como explico -con más minuciosidad- sus motivos en el comentario crítico-constructivo que hago sobre estos estudios (accesible también desde la sección de artículos y la de apuntes). En serio, a veces te dan ganas de decir: "Pues estudio... nada concreto", ja ja, pero en realidad no es así (bueno, si ese para decirlo en plan de broma pues vale, pero eso si se dice resultaría impreciso y nos engañaríamos a nosotros mismos), tiene bastantes cosas concretas y temas en los que profundizar, no será por falta de materia no, pero a simple vista, por tener la documentación para una persona de a pie -y ajena a este mundillo- referencias al mundo de las letras, no lo parece así de concreta aparentemente, ya digo, al ser un término confuso, reconozco esa ambigüedad, pero de ahí a no saber qué estudios son hay un trecho. No sólo es de letras y no porque pensemos en la acepción aglutinadora del término, como que lo abarca todo no, sino que lo digo y me refiero a que en los diferentes tipos de clasificaciones hay algunas como la Dewey, o la CDU (Clasificación Decimal Universal) que funcionan con números de forma coordinada y lógica, combinando símbolos y cifras, sí, como lo oyes, la mayoría de las veces son dígitos lo que se ponen con paréntesis, puntos, guiones, corchetes y pocas veces letras, luego todo no son letras, ahí queda claro. Pero bueno, en realidad no es humanística pura, sino que tiene su parte experimental, que es bastante alta (porque hay bastantes prácticas), no todo es teoría ni muchísimo menos; es una carrera mixta, con sus propias asignaturas íntimamente ligadas a este ámbito al pertenecer al departamento en cuestión, y también otras provenientes de otras disciplinas, pero eso no quiere decir que la carrera dependa del resto de carreras, no; se podría hacer una perfectamente pura de este ámbito (por ej. la Licenciatura en Archivística que vienen reclamando desde hace años multitud de archiveros o archivistas y que hasta ahora existen esos estudios sólo como Máster, pero al menos ANABAD ya tiene hecho ese proyecto de modelo experimental o piloto) pero claro, hay que tener conocimientos de distintos ámbitos incluso sin importar la especialización en la que cada uno esté interesado, por lo que conviene saber un poco de todo al estar a la orden del día -recuerda-, más que saberlo todo de una misma cosa (o al menos en cierto modo y en la medida de lo posible aunque sea muy relativo), bueno en realidad no lo tengo claro, ni una cosa ni otra, hay que ser especialista en una cosa, pero debemos reflexionarlo bien (todo no se puede acaparar y no es nuestro cometido pero lo que también es cierto es que es bueno conocer otras facetas del conocimiento o de información empresarial o determinadas estrategias de cualquier tipo, habilidades o técnicas de cualquier índole y clase), y esto lo decía porque a las empresas lo único que les falta que te pidan para que te contraten es que sepas hacer el pino con las orejas ;-), te piden conocimientos heterogéneos en multitud de ocasiones. Ahora bien, que cada cual piense lo que quiera o que me cuente su opinión.

   Volviendo a lo anterior, quiero decir que sería preferible el nombre Diplomatura en CC. de la Documentación, sería el ideal creo yo (o a mí al menos eso me lo parece) para que la sociedad se culturizara informacionalmente hablando y comprendiera mejor que NO nos limitamos exclusivamente a trabajar en el ámbito de las bibliotecas; por tanto este último nombre sería lo correcto en principio, al menos si no hay otro mejor que a alguien se le ocurra y que no suene pedante a día de hoy. Se evitarían más discriminaciones, deméritos, menoscabos o como se le quiera llamar. Está claro, se trata de un problema de nomenclatura: la designación de la titulación es tanto o más importante que el nombre de la Facultad. Una denominación correcta como digo impide que se nos singularice en el ámbito tradicional de trabajo de los profesionales de la información en España, las bibliotecas y los archivos, o que se nos menosprecie (al anteponer el primer término, "Biblioteconomía", en Hispanoamérica "Bibliotecología" y le llaman Documentología también a la Documentación, aunque aquí lo ven como algo distinto en una asignatura de Lingüística para complicar aún más las cosas y dicho en el Tratado de Documentación (Traité de Documentation)del francés del s. XX (ya fallecido documentalista) Paul Otlet, en su teoría, y eso de anteponerlo por muy lógico que parezca al estar relacionado directamente con las bibliotecas por un lado, aunque la posibilidad es que sea necesario en cualquier sitio (prensa, radio, TV, museos, empresas privadas, administración, ONG...) trabajar en este tipo de cosas y empezando también por los Centros de Documentación y Servicios de Información aparte de lo tradicional, que es lo que más claro se ve.

   Al salir mayoría la opción indicada al principio, se le otorga por ende mayor importancia al Periodismo (y es lo que se consigue al final), no es que sea más importante, realmente todo es necesario o todos somos necesarios (igual que sucede con el resto de las profesiones que representan las diferentes carreras), no hay una cosa que sea mejor que la otra. La fase de difusión o comunicación es una fase más del proceso de Documentación, por lo que engloba a los estudios de Comunicación en este sentido, y a pesar de ser una parcela estudiada en menor medida en la Diplomatura, pero tampoco tan poco, sino que dependerá de la trayectoria curricular (de optativas) de cada alumno. Mi impresión final es que ha sido el marketing y no otra cosa lo que ha incitado a que el nombre sea así y no de la otra forma; está claro, vende más, al verse con más claridad la novedad de los estudios de Comunicación, será que no se nota que detrás de todo esto hay intereses ocultos o no tanto a lo mejor, pero que se presuponen como es la promoción y anunciamiento de las nuevas titulaciones, o sea, la novedad de algún modo se tenía que dejar clara. El antiguo nombre (Fac. de Ciencias de la Documentación, bastante válido) lo veían muy largo según nos contó una profesora, pero si hacemos el recuento de caracteres es el mismo (40), luego con ello no se consigue acortar su longitud. De hecho, para los Complementos de Formación se exige un determinado número de créditos sobre materias relacionadas que son "comunes" -si se compara tanto con el plan de estudios de la Diplomatura como con el de la Licenciatura, sobre todo con el primero- a los estudios de Documentación respecto de las materias impartidas en Periodismo (en cuanto a eso ya sé que no todas son de lo mismo, que hay otras nuevas pero también hay muchas de Informática) y sin embargo, no permiten el acceso directo desde la Diplomatura al menos a Periodismo (¡qué menos que eso! siendo lo más parecido), resultando ridículo al estar algunos profesores comentándonos (insistiéndonos en más de una ocasión) a lo largo de la carrera que tenemos que estar bien documentados y por tanto, debemos leernos el periódico todos los días en la medida de lo posible (claro que es evidente que todo el mundo no lo hace, y parece que se lee muy poco según un estudio reciente luego eso ha quedado demostrado), lo cual no significa que seamos periodistas o que sigamos ese camino, existen diferencias en la labor de cada profesión, que en esta ocasión no viene a cuento comentar porque ya las he mencionado en otra ocasión. Pero es comprensible sólo en parte (aunque haya asignaturas "hueso" que no deberían existir como la de LDISD), está bien, que se tengan que hacer Complementos de Formación de las asignaturas de la de Periodismo (insisto, sólo parcialmente estoy de acuerdo por lo anterior que acabo de decir), ya que es necesario tener una base sólida y siempre dependerá de las optativas que se hayan escogido (como Teoría de la Comunicación, que servirán de créditos para poder acceder al 2º ciclo de Periodismo), ya sabes, una especialización; bueno, esto sólo era un ejemplo. No es que yo esté interesado la verdad, pero si deseas más información sobre el proyecto de Plan de Estudios que han implantado referente a estas carreras, puedes consultar la Página Web de mi facultad o la de la Universidad.

   Ahora los nuevos alumnos (afectados muchos de ellos -sin generalizar claro- por la famosa titulitis, tan de moda últimamente) son tan extremadamente interesados y ambiciosos que se piensan que por estudiar Periodismo son los dioses de la facultad, cuando en realidad tienen que pensar que existen gracias a nosotros; otra cosa es que yo critique que haya contestado en el diario "La Chuleta" un alumno de Documentación a la carta del de Periodismo burlándose del día del acto de graduación, ya que como ese día era la I Promoción de Periodismo, es normal que Documentación perdiera protagonismo. Lo hizo para seguirle el juego, lo cual no debería haber hecho aunque fuese como apología, pero no hacía falta que nos defendiera, no hay que seguirle el juego a los prepotentes. De hecho, es la carrera más verde de la facultad ahora mismo (aunque no lo sea a nivel nacional), guste o no, lo quieran o no reconocer, es algo que hay que asumir e inevitable, ya que por algo se empieza siempre. Tienen la carrera incompleta porque de momento sólo está el 2º ciclo implantado mientras que nosotros sí que podemos decir que la tenemos desde cero. Todos somos necesarios en cualquier caso, que a nadie se le olvide. No me importa que sean separatistas o más independientes -por motivos de cantidad de alumnos y organización- para algunos temas (tuvimos que unirnos para los ensayos de los actos de graduación porque no tuvieron más coj..., pero porque formaba parte del protocolo como es normal, es lo oficial, lo corporativo y el secretario del decano hizo de maestro de ceremonias), pero nunca estaría de más por el mero hecho de pertenecer al mismo centro un acto de confraternización con el fin de estrechar vínculos de unión para que no se tenga que dar lugar a estas historias.

Eso sí, lo que es una injusticia es que encima que ya no tenemos representación estudiantil en la misma proporción con los de Periodismo para decidir asuntos de la facultad que nos afectan a todos -sólo por el mero hecho de que son más, unos 300 entre las dos ramas, Publicidad RR.PP. y la generalista-, que no tengamos cantina propia y tengamos que irnos a la saturada de al lado, la de Económicas. Parece mentira, pero ni biblioteca de centro a la mano tenemos desde el curso 2000/2001, cuando se estrenó el edificio en el 1999/2000, el cambio de un año a otro fue tremendo, en matrículas y en ambiente, pese a no dejar de ser dinámica esta facultad, de ambiente variable (el problema de las goteras o del frío del aire acondicionado controlado por ordenador es otro, el único de la universidad que funciona así, no sé de quién fue la idea pero hay que depender del técnico cada vez que quieran regularlo bien, los fallos de los ordenadores, vamos que lo único bueno aunque innecesario es lo del hilo musical, lo cual le quita seriedad a la cosa), sino integrada en la general y la hemeroteca junto al resto de carreras (cuando alguna biblioteca de centro se habrá quedado con su hemeroteca, que ahora son como anexos o extensiones bibliotecarias simplemente debido a la centralización). A veces me da la impresión que muchos de los que estamos aquí estamos no por vocación sino porque no sabían qué carrera elegir (afortunadamente creo que no es mi caso, porque no considero haberme equivocado pese a tantas pegas que al principio pueda tener la carrera, al acabarla por ejemplo). Para Documentación estaba bien pero ahora con los separatistas de Periodismo se nos ha quedado pequeño el edificio y por si fuera poco nos dan aulas más pequeñas (claro que en proporción con las matrículas, no importa, menos competencia, más acogedoras, por notarse menos frío y más en familia). Ahora han hecho que pueda subir el ascensor hasta el mirador de la biblioteca, le han aumentado un piso más para elevar el ascensor, ya vamos subiendo poco a poco, tenemos 2, pero eso es tontería, porque aunque leí una noticia que decía que iban a hacernos más plantas al edificio, lo veo difícil arquitectónicamente hablando, no sé si imposible, tengo la noticia a mano, quien quiera que me la pida, porque a mí eso ya como que me da igual al no afectarme. De momento hay que depender -para las dos titulaciones de la especialidad de Comunicación- del Aulario General de Espinardo, o Facultad de Matemáticas (edificio compartido de titulaciones, el que yo conozco como edificio polar, por ser poco acogedor, demasiado fresco, incluso por ser su fachada de color blanco). No es cuestión de ser los reyes de las bases de datos como decía ese chico, sino de cada cual con lo suyo (sin solapar ocupaciones, es lo importante, cada oveja con su pareja), guste o no guste, pese a la envidia, o si no que se cambie de carrera o que haga lo que más le interese con tal de no pasarlo mal por una elección errónea (si se sintiera incómodo).

Arriba

Volver a Artículos